miércoles, 31 de agosto de 2016

NotaChat a Dora Milea



NotaChat dice: sabemos de tu trayectoria en el teatro: ¿Cómo surgió esa necesidad de expresión y qué fue primero, la directora o la dramaturga?

Dora dice: Para ser fiel a la verdad, primero fue la actriz, ella descubrió a la directora y luego de muchos años me atreví a escribir. El teatro, como expresión, surgió desde muy temprana edad. Me emocionaba viendo teatro, no sólo la obra que presenciaba sino, además, el artilugio, imaginar el atrás de escena. Me seducía plasmar la posibilidad de vivir y crear muchas vidas para poder manifestarme en todas mis contradicciones, dudas y certezas. Construir, así, una mirada amplia sobre el enigma que era, es y seguirá siendo el Hombre, para mí, en sus distintas circunstancias.

NotaChat dice: cuál fue la idea inicial que te llevó a escribir “Bienvenidos al tren”?

Dora dice: La fantasía de encontrar la forma de retener los momentos de plenitud es una constante en mí. Por supuesto es un imposible; la plenitud es sólo un instante en el tiempo. La obra ahonda sobre esa posibilidad.

NotaChat dice: a qué se debe la elección de estos actores en particular teniendo en cuenta que son de tres nacionalidades diferentes (un actor es chino, una actriz es coreana y la otra argentina) pero la pieza tiene "una mirada oriental"?

Dora dice: En principio imaginé que la manera más idílica de abordar este tema era rozando la posibilidad del realismo mágico, es decir contener elementos de fantasía en una historia realista, donde dichos elementos sean tomados como naturales por los personajes. Un espacio particular, mínimo donde se desarrollan todas las acciones, que posea una atmósfera de intimidad donde se desenvuelven las figuras que le dan vida a la historia con una visión casi onírica de la existencia. En este sentido, la filosofía oriental tiene una fuerte interpretación mística de la realidad que me atrae, y eso me llevó a decidir que la historia debía ser protagonizada por actores orientales intervenidos con la presencia de una mirada occidental que, en definitiva, es la mía.

NotaChat dice: sobre qué habla la obra?

Dora dice: Todas las obras, para mí, hablan de amor y muerte, “Bienvenidos al Tren” no escapa a esa combinación. Es un material que indaga y reflexiona sobre la integridad, el deseo y la tan aludida felicidad con cierto humor irónico y situaciones aparentemente absurdas.

NotaChat dice: cómo fue el proceso de ensayos?

Dora dice: Por lo general, cada vez que encaro un material les digo a mis actores que no sé bien que quiero pero estoy segura de lo que no quiero. Quizá no sea del todo así, pero es bastante aproximado. Durante el proceso de ensayos fuimos descubriendo juntos la textura de los personajes. Me baso fundamentalmente en la dirección de actores y la puesta surge del trabajo con ellos, incluso hubo algunas modificaciones en el texto generadas por la necesidad de los acontecimientos superadores. Desde el comienzo trabajamos con el equipo creativo con el que definimos el ámbito, el color, la luz y lo sonoro que juega un rol muy importante ya que he trabajado por primera vez con un coreógrafo dada la necesidad que el material exigía para ciertas manifestaciones físicas que se despliegan en el desarrollo de la historia.

NotaChat dice: qué elementos fantásticos incluís en la narración con la pretensión de profundizar lo real?

Dora dice. Una extraña estación de subte con trenes que pasan pero no se detienen. Una mujer que espera un tren que nunca toma. La distorsión temporal y espacial.

NotaChat dice: tus obras, hablan de amor (la vida) y muerte, ¿se necesita del humor para afrontarlas?

Dora dice: No afirmaría que se necesite, pero me reconozco cierto humor irónico en temas tan profundos y misteriosos como el amor, la vida y la muerte. Eso, me permite diseccionarlos con el objetivo de intentar develarlos, cosa que, por suerte, nunca logro, porque nada es más atractivo que el misterio.

NotaChat dice: qué días y horarios se presenta la obra y quienes forman parte del equipo?

Dora dice: Los Sábados a las 19 hs. en el teatro Patio de Actores, Lerma 568.

Actores: Sang Min Lee / Ignacio Huang / Andrea Giglio

Diseño de Luces: Leandra Rodríguez

Diseño de Vestuario: Alejandro Mateo

Diseño de Escenografía: Jorge Ferro

Música original y Diseño Sonoro: Julieta Milea

Coreografía: David Señoran

Asistente de Dirección y Producción: Karina Sotelo

Dirección y Dramaturgia: Dora Milea

NotaChat dice: qué es el deseo?

Dora dice: El deseo es el viaje hacia la meta

NotaChat dice: cómo manejas los momentos de alegría o frustración al lograr o no algo deseado?

Dora dice: Los momentos de alegría no los manejo, los disfruto. Los de frustración… como puedo. Seguramente, con otro intento.

NotaChat dice: Te damos las gracias por tu tiempo Dora dice: Gracias a ustedes por generar este tiempo.

lo que te gusta

NotaChat dice: una canción?

Dora dice: Youkali interpretada por Ute Lemper

NotaChat dice: un film?

Dora dice: “El Rayo Verde” (título original en  francés, Le Rayon Vert) es una película de  Éric Rohmer estrenada en 1985 

NotaChat dice: un personaje histórico?

Dora dice: Nelson Mandela

NotaChat dice: un momento ideal?

Dora dice: El ensayo de una buena obra de teatro. Un encuentro con mis amigos.

NotaChat dice: qué te hace llorar?

Dora dice: El desamor.

NotaChat dice: qué te hacer reír?

Dora dice: Una buena ocurrencia.

NotaChat dice: un obsequio tuyo para nuestra colección?

Dora dice: “Cuando usted lloró, fue sólo por usted y no por la admirable imposibilidad de alcanzarla a través de la diferencia que les separa.” (“El mar de la muerte” de Marguerite Duras)

NotaChat dice: el título para esta nota? 

Dora dice: Todas las obras, para mí, hablan de amor y muerte.

Ignacio Gaitán
Más que noticias y NotaChat